Últimas noches, primeros días

Últimas noches, primeros días

Aquí en Vancouver una se siente como si hubiera aparecido de repente. Anoche estabas en casa, esta mañana estás aquí. Lejos, en un lugar más distinto de lo que esperabas.

“Canadá es el primer mundo, no habrá shock”

“Canadá es como EEUU, pero suave”

Canadá, Canadá. Ya hablaremos de cómo te ve el mundo, aún es pronto para debatirlo.

De “de repente” nada. Años ahorrando, semanas despidiéndome de seres queridos y dos días repartidos en un tren y cuatro aviones me han traído hasta aquí. Y una vez pisado el suelo estoy en una nube.

Es raro haber llegado, porque hablar de este viaje se convirtió en una costumbre hasta el punto de normalizar algo extraordinario, y lo mejor de todo es que lo insólito sigue pasando.

Ahora mismo estoy escribiendo desde la sala común de un hostal que ha aceptado albergarnos las tres semanas que vamos a estar en la ciudad, hasta que nos vayamos a recoger cerezas, a cambio de vídeos y fotos para promocionar su nuevo restaurante.

Es increíble estar aplicando los conocimientos que he adquirido trabajando estos dos últimos años de una manera tan directa y beneficiosa. Aunque la opción couchsurfing estaba ahí, hemos empezado por un destino costoso y esta posibilidad nos hace respirar más tranquilos.

Hace unos días hablaba con una amiga de los ángeles de la guarda que te cuidan durante un viaje. Soy una escéptica como he comentado otras veces, pero en ocasiones tengo que rendirme ante una idea tan quimérica.

Este intercambio de trabajo a cambio de alojamiento ha salido en gran parte gracias a que el contacto del hostal ha sido con una backpacker que acaba de llegar de su vuelta al mundo sola durante dos años. Quién mejor que ella va a entender de qué va esta historia y ver completamente normal un trueque.

Además incluye un muffin gratis para desayunar, qué más puedo pedir, en serio. Muffin. Gratis. Todas las mañanas.

Todo fue a raíz de un “por qué no”: enviamos un correo a más de 20 hostales ofreciendo vídeos y fotos a cambio de una cama. Nuestra única carta de presentación era el contenido que hemos creado hasta ahora, tanto para el blog como proyectos personales. Y entre todos los receptores llegamos a dar con la persona adecuada, en el momento adecuado.

La llave definitiva de entrada fue enviarle las recetas que hemos compartido con vosotros en estos meses, lo cual nos hace sentir muy orgullosos, porque en todo momento las hicimos con gusto y porque sí.

También creo que hay un ángel de la guarda cuando un taxi aparece justo cuando estás a unos metros de meterte sin saberlo en el segundo barrio más pobre y conflictivo de Norteamérica, Downtown Eastside, de camino a tu casa AirBnB. El resto de días pudimos comprobar a través de la ventanilla del bus nº7 por qué la zona carga con ese título.

A su vez, la fama de extremadamente amables de momento podemos decir que no se trata de un mito. He leído muchas veces que si hay algo que asuste a un viajero eso son las fronteras territoriales, y si además incluye una aduana, ya ni hablemos.

Con esas historias para no dormir presentaba yo mi pasaporte (aún vacío) y mi Working Holiday Visa en nuestra primera entrada al país. El trámite no pudo ser más fluido y agradable.

De momento me voy quedando con la sensación de que Vancouver es una ciudad con dos caras muy distintas, y aquí viene la magia: a diferencia de otras veces, en esta ocasión tengo el tiempo y los medios para profundizar y romper una percepción superficial.

Se acabó el cosificar las ciudades, reducirlas a calles, edificios y monumentos.

Tenemos tres semanas por delante con la tranquilidad de una cama y un techo asegurados a cambio de lo que más nos gusta y mejor sabemos hacer.

Y un muffin gratis cada mañana.

  • vancouver-1.jpg
  • vancouver-4.jpg
  • vancouver-2.jpg
  • vancouver-3.jpg

Pandebono Sin Jet Lag | Receta

Cherry picking: una experiencia en primera persona

Rastrear desde tu web.

Caótica organizada con ganas de inestabilidad territorial. Me gustan las palomitas.

13 Comentarios a “Últimas noches, primeros días”

  • Irene

    Escrito el 13 junio, 2016

    Olé ahí! me encanta ! Un post desde miles de km… Y os siento tan cercanos… Estoy orgullosa de rodearme de gente tan valiente y que lucha por sus sueños e inquietudes. Orgullosa de vosotros, que con ilusión, y pasión, conseguís lo que os proponeis. Si se quiere se puede… Os admiro amigos! Se os echara mucho de menos por aquí. Un abrazote os leeremos. Ains que guay ya en ruta y poder leeros! Estoy emocionadisima!

    Responder
    • Valentina Riveiro

      Escrito el 14 junio, 2016

      Ay gracias Irene! Emoción la nuestra al leerte, la verdad es que pasan los días y nos sigue pareciendo mentira estar aquí, tanto tiempo soñándolo y ahora parece que necesitamos digerirlo! Yo te veo en las mismas de aquí a unos meses 😛 Os echamos mucho de menos y es súper emocionante y bonito teneros ahí dándonos apoyo, lo hace todo mucho más fácil y divertido , ¡un abrazo enorme!

      Responder
  • Alba Luna

    Escrito el 13 junio, 2016

    Lo del muffin es clave, ¡muuuuy clave! Me encanta la libertad que desprende vuestras letras, la alegría y optimismo de cada renglón. Se nota que ha empezado una nueva etapa y como tal, hay que abrazarla bieeeeen fuerte (sin que se ahogue, eso sí). Ayyy, os echaré de menos pero… ¡qué felicidad veros así por fin!
    Un saludeteeee

    Responder
    • Valentina Riveiro

      Escrito el 14 junio, 2016

      ¡Gracias Alba! Si te soy sincera no era consciente de todas las cosas que estaba transmitiendo con este post, pero ver que nuestra alegría se hace tan palpable es un síntoma más de que vamos por el buen camino, ahora toca mantener ese optimismo y disfrutarlo al máximo como tú dices! Un abrazo muy muy grande!

      Responder
  • Patri

    Escrito el 13 junio, 2016

    ¡Y así empezó todo! Genial leeros desde Canadá, las primeras sensaciones y experiencias, qué bueno lo del trueque 🙂
    Por cierto, ¡me ha faltado esa foto del muffin mañanero! Pues sí de esas pequeñas y dulces cosas y momentos está hecha la vida.
    Un abrazacooo 🙂

    Responder
    • Valentina Riveiro

      Escrito el 14 junio, 2016

      Quedo en deuda de enviarte una foto del muffin jajaja
      Totalmente de acuerdo, al final una se queda con los detalles aunque no quiera, aunque lo del trueque entre en categoría de “detalles gigantes”, ¡seguiremos informando! Un besote!!

      Responder
  • Dani Keral

    Escrito el 13 junio, 2016

    Muffin y gratis. Dos palabras bellísimas para dos viajeros recién llegados a una ciudad.
    Empezáis con noticiones, chicos, más, más!!!!

    Responder
    • Valentina Riveiro

      Escrito el 14 junio, 2016

      Esperamos seguir contando muchísimo más claro que sí! Y sobre todo, lanzar algún vídeo prontito, que ya empieza a ser hora 🙂
      Un abrazo!!

      Responder
  • David

    Escrito el 13 junio, 2016

    “hablar de este viaje se convirtió en una costumbre hasta el punto de normalizar algo extraordinario” y lo es y lo es. ummm poco puedo decir a este post que rebosa alegría. Imprímelo y guárdalo, igual que la gente hace con su primer contrato, su primera nómina, al fin y al cabo… su nueva vida. No os deseo suerte porque no os hace falta, no os deseo ser felices porque ya lo sois, sólo deciros que esa puta muffin vale unos cuantos vídeos 🙂 besos a los dos

    Responder
    • Valentina Riveiro

      Escrito el 14 junio, 2016

      El muffin es el fruto del amor, creo que estamos todos de acuerdo jiji
      Muchas gracias David! Qué bonito ver cómo la gente entiende y comparte nuestra alegría con estas pequeñas cosas, este post aunque sencillo es verdad que encierra muchísimas cosas y por eso es quizás el más especial que he escrito hasta ahora, lo mejor de todo es que vienen muchos más, un beso muy grande para ti!!

      Responder
  • Rafa Frias (Viajes con Humor)

    Escrito el 22 junio, 2016

    Uojojooo! Es la primera entrada de esta aventura y ya estoy más enganchado que a “Juego de Tronos”. Disfrutad y seguid haciéndonos disfrutar desde la distancia.

    Pd: queremos fotos de vosotros engullendo muffins… 😀

    Responder
    • Valentina Riveiro

      Escrito el 23 junio, 2016

      Halaaaa esperamos estar a la altura, ya verás ya qué divertido vernos trepados a los árboles recogiendo cerezas jajaja
      Os debemos esa foto!
      Gracias por pasarte por aquí ^_^ abrazote!!!

      Responder
  • Brújula para Vancouver - Puentes en el Aire

    Escrito el 19 septiembre, 2016

    […] es el hostal en el que logramos tener 3 semanas de alojamiento a cambio de fotos y vídeos. En general The Cambie suelen dar la posibilidad de ofrecer cama a cambio de que trabajes para […]

    Responder

Responder

2017
diciembre
10

15 meses, 4 países

septiembre
05

Regresar

junio
08

1 año viajando: aprendizajes inusuales

mayo
30

Pueblos Mancomunados de Oaxaca

abril
12

Nominados a los Liebster Awards

marzo
27

Experiencia House Sitting en Tepoztlán, Pueblo Mágico

13

Revelaciones de vivir viajando

02

Laguna bioluminiscente de Chacahua

febrero
07

Slab City merecía un vídeo así

02

Espejismos en Ciudad de México

enero
11

El roadtrip

2016
diciembre
29

Descifrando Seattle

19

Una retirada a tiempo...

05

Vancouver Island

noviembre
30

Viajando lento se respira mejor

octubre
29

Qué pasó en las Rocosas de Canadá

11

Tinta y Piedra

05

Historias de una casa rodante

septiembre
12

Cherry picking: una experiencia en primera persona

junio
13

Últimas noches, primeros días

mayo
10

Pandebono Sin Jet Lag | Receta

03

Pinta tus recuerdos [SORTEO]

abril
28

Ser mochilero y visitar Canadá: se puede

21

Que te lo quiten si pueden

12

Las ciudades imperfectas: Granada

marzo
29

Tang Yuan Sin Jet Lag | Receta

15

De tal palo tal astilla

08

El museo más raro que he visitado

01

Supervivientes de Madrid (Street Photo)

febrero
23

El equipo ideal para dar la vuelta al mundo

02

Viajar también es sacrificar

enero
25

Arepas Reina Pepiada Sin Jet Lag | Receta

19

Fisterra: el fin del mundo sabe bien

2015
diciembre
29

2015: Viajar lo cambió todo

22

Sorrel y Glühwein Sin Jet Lag | Receta

15

21 días de Minidesafío: resultados y conclusiones

01

El Camino de Santiago me hizo creer

noviembre
24

Alfajores de Maicena Sin Jet Lag | Receta

17

21 días de Minidesafío para vencer la pereza

03

Lisboa responde

03

Mil Grullas

03

Un epílogo para continuar: Camino de Santiago

03

Busca una aventura

03

Cámaras Viajeras

03

Cómo amar un lugar que no conoces

03

No viajo porque quiero viajar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies